QUINTO DÍA

  1. Las 4 nobles verdades: el sufrimiento, la causa del sufrimiento, el fin del sufrimiento y el camino que nos lleva al final del sufrimiento.

Habéis pasado de observar las sensaciones en una zona determinada a hacerlo por todo el cuerpo. Lo normal es que  al principio, percibáis sensaciones burdas, solidas, intensas, muy desagradables como dolor, presión etc… Estas sensaciones ya existían en el pasado, pero el patrón habitual de vuestra mente era reaccionar a ellas, gozando con el placer y rechazando el dolor, permaneciendo siempre agitados. Ahora, con esta meditación estáis aprendiendo a observar sin reaccionar, a examinar las sensaciones con objetividad, sin identificaros con ellas.

El dolor existe, la desdicha existe, pero no nos liberamos de la desdicha llorando. ¿Cómo salir de la desdicha? ¿Cómo convivir con la desdicha?

El médico que trata al paciente debe saber qué enfermedad padece y cuál es su causa fundamental, pues la solución consistirá en eliminar esa causa. Una vez eliminada la causa, la enfermedad desaparece automáticamente. Por tanto, debemos dar una serie de pasos para eliminar la causa:

El primero debe ser aceptar la realidad del sufrimiento. En todas partes existe sufrimiento, ésta es una verdad universal. Pero, en el momento en que se empieza a observar este hecho sin reaccionar se convierte en una noble verdad, pues quien así actúa terminará convirtiéndose en una persona noble. Cuando se empieza a observar al sufrimiento sin reaccionar (primera noble verdad),  entonces,  rápidamente , la causa del sufrimiento aparece con claridad (segunda noble verdad). La erradicación de todo el sufrimiento (tercera noble verdad), si la causa es erradicada, entonces el sufrimiento también será erradicado. Para lograrlo, se deben dar una serie de pasos (cuarta noble verdad), el camino para eliminar el sufrimiento mediante la erradicación de su causa.

meditacion_dia5

Empezad aprendiendo a observar sin reaccionar. Examinad con objetividad el dolor que sintáis, como si no fuera vuestro. Cuando fracaséis, intentadlo de nuevo. Seguid intentándolo una y otra vez, y comprobaréis que, poco a poco, vais saliendo del sufrimiento.

Todos los seres sufren. La vida comienza con llanto, el nacimiento es un gran sufrimiento. Y todo el que nace se encuentra con los sufrimientos de la enfermedad y de la vejez.

A lo largo de la vida nos encontramos con cosas que nos desagradan y somos apartados de aquellas que nos gustan. Ocurre lo que uno no desea, no ocurre lo que uno desea, y nos sentimos desdichados.

Comprender este hecho simplemente a nivel intelectual no liberará a nadie. Nos inspira para mirar en nuestro interior para experimentar la verdad y encontrar la salida a la desdicha. Cuando generamos DESEO, -bien sea hacia una sensación agradable, bien sea a la idea de liberarnos de una sensación desagradable,- y no se satisface ese deseo, empezamos a sufrir.  Intelectualmente, podemos comprender que el cuerpo, no es “yo”, ni “mio” sino, simplemente, un fenómeno impersonal, cambiante, más alla de nuestro control. Sin embargo, la realidad es que nos identificamos con el cuerpo y generamos un tremendo apego hacia él. Del mismo modo, nos apegamos a las 4 partes de la mente: -consciencia,percepción,sensación y reacción-. Nos aferramos a ellos como “yo” y “mio” a pesar de su naturaleza totalmente cambiante.

meditacion1_dia5

En este mundo práctico necesitamos usar las palabras “yo” y “mio”, pero al margen de esta necesidad, cuando generamos apego hacia nuestro cuerpo y las 4 partes de la mente (los 5 agregados), creamos nuestro propio sufrimiento. Donde quiera que haya apego, habrá desdicha, y cuanto mayor sea el apego, mayor será la desdicha. 

A lo largo de la vida generamos continuamente 4 tipos de apego.

1. El primero es hacia los propios deseos, hacia el hábito de codiciar. Cuando el deseo surge en la mente, va acompañado por una sensación corporal. Aunque a nivel profundo haya una tormenta de agitación, a nivel superficial la sensación nos gusta y deseamos que continúe. Cuando un deseo se satisface, la sensación que acompañaba a éste desaparece, por lo que generamos un nuevo deseo a fin de que la sensación pueda continuar.

2.El segundo apego es aferrarse al “yo”, al “mio”, sin saber siquiera qué es ese “yo”. Y este apego se extiende a todo lo que pertenece al “yo”, a todo lo que es “mio”. Este apego nos haría felices si todo aquello que es  “mio” existiese para siempre y el “yo” permaneciera eternamente para poder disfrutarlo, pero la ley de la naturaleza es que, tarde o temprano, uno de los dos desaparece. Apegarse a algo que es impermanente, sólo nos puede traer desdicha.

3.El tercer apego es hacia nuestras opiniones y creencias y no podemos tolerar ninguna crítica a ellas, o incluso que otros puedan tener diferentes puntos de vista.

4.El cuarto apego consiste en aferrarse a nuestras prácticas religiosas. Si a alguien se le enseña a experimentar la verdad directamente en sí mismo y continua aferrándose a formas externas, vacías, tal apego le producirá un conflicto interno que terminará en desdicha.

Si observáis con detenimiento, veréis que todos los sufrimientos de esta vida surgen de estos 4 apegos. Obviamente, los sufrimientos de la vida -enfermedad, vejez, muerte, dolor físico y mental – son la consecuencia inevitable de haber nacido.

sol

1.¿Cuál es la causa de haber nacido? Por supuesto, la causa inmediata es la unión física de los padres, pero, desde una perspectiva más amplia, el nacimiento ocurre debido al proceso de devenir en que está inmerso todo el universo. 

2.¿Cuál es la causa del apego? Surge de las reacciones momentáneas de agrado y desagrado. Hacia lo agradable se genera DESEO, y hacia lo desagradable ODIO. 

3.¿Y por que estas reacciones de agrado y desagrado? Cualquiera que se observe, verá que surgen a causa de las sensaciones corporales. Cuando una sensación agradable aparece, nos gusta y deseamos retenerla y multiplicarla. Cuando una sensación desagradable surge, nos disgusta y queremos deshacernos de ella. 

4.¿Por qué estas sensaciones? Ocurren debido al contacto entre uno de nuestros sentidos y un objeto de ese sentido en concreto: contacto de los ojos con la visión, o el oído con un sonido, o de la nariz con un olor, o de la lengua con un sabor, o del cuerpo con algo tangible, o de la mente con un pensamiento. Tan pronto que se produce un contacto, surge una sensación en el cuerpo, agradable, desagradable o neutra.

5.¿Cuál es la causa del contacto? obviamente, el universo entero está lleno de objetos sensitivos. Mientras los 6 sentidos – los 5 físicos más la mente- funcionen, se producirá contacto entre los sentidos y sus respectivos objetos. 

6.¿Por qué existen estos órganos sensoriales? Es evidente que son parte inseparable del flujo de mente y materia, surgen tan pronto como la vida empieza. 

meditar-para-liberar

7.¿Por que ocurre este flujo de vida, este flujo de mente y materia? Por el flujo de la consciencia, de momento a momento, de una vida a otra. 

8.¿Y por qué este flujo de consciencia? Se produce a causa de las reacciones mentales a las sensaciones corporales.

9.¿Por qué ocurren las reacciones? Debido a la ignorancia. No sabemos lo que hacemos, no sabemos cómo reaccionamos, y continuamos generando reacciones a cada momento. Si no se deja de reaccionar a las sensaciones corporales, continuará el sufrimiento.

10.¿Cómo romper la cadena?¿Cómo dejar de sufrir? El flujo de la vida ha empezado. mientras existan los sentidos, habrá contacto con sus respectivos objetos, y siempre que haya contacto, surgirá una sensación en el cuerpo.

AQUÍ, EN LA CONEXIÓN ENTRE OBJETO Y SENSACIÓN, ES DONDE PODEMOS ROMPER LA CADENA. Antes, toda sensación daba lugar a una reacción de agrado o desagrado, que se transformaba en deseo o odio, en desdicha. Pero ahora, en vez de reaccionar a la sensación, aprendemos a observarla sin reaccionar, comprendiendo “Esto también cambiara”. De este modo las sensaciones sólo generarán sabiduría, comprensión de que todo es pasajero, incluso la sensación más dolorosa, tarde o temprano tiene que desaparecer. Por eso, aquí y ahora, debemos acabar con este hábito loco de la mente y empezar a salir de la desdicha.

01. Discurso del 5 día del Curso de Vipassana – Goenka -.
Este es el discurso del quinto día de Goenka,  se habla sobre el sufrimiento humano, y cómo empezar a salir de él.