SEPTIMO DÍA

  1. Importancia de mantener la consciencia (la atención) y la ecuanimidad (no reacción) ante sensaciones corporales desagradables y ante sensaciones corporales agradables.
  2. Los 5 amigos: Confianza, esfuerzo, consciencia, concentración y sabiduria.

Hablemos de 2 aspectos de la técnica: la consciencia (atención)  y la ecuanimidad (no reaccionar). Debéis desarrollar la consciencia de todas las sensaciones que surgen en le marco del cuerpo y, al mismo tiempo, manteneros sin reaccionar ante ellas. (Como si no os estuviese sucediendo a vosotros, de esta manera esa sensación se gasta, se agota, se debilita y desaparece para siempre).  Encontraréis que, en zonas que antes no percibiáis nada, ahora empiezan a aparecer sensaciones, y que las sensaciones burdas, solidificadas y desagradables empiezan a disolverse en sensaciones sutiles, dando paso a un agradable flujo de energía en todo el cuerpo.

El peligro de llegar a esta situación es que podemos tomar esta agradable experiencia sensorial como el objetivo último del trabajo, cuando resulta que el propósito de practicar vipassana no es experimentar un cierto tipo de sensaciones, sino desarrollar la ecuanimidad (no reccionar) ante todas ellas. Por eso, el progreso en el camino no debe medirse por las sensaciones – QUE CAMBIAN CONSTANTEMENTE, YA SEAN BURDAS O SUTILES -,  sino por la ecuanimidad (equilibrio mental) que se genera ante cada sensación.

A medida que desarrolléis la atención y el equilibrio mental ante las sensaciones, penetraréis más hondo en la mente inconsciente, descubriendo las impurezas que allí se esconden. Estos complejos profundamente arraigados mientras permanezcan en el inconsciente, producirán desdicha en el futuro. La única forma de eliminarlos es permitir que salgan a la superficie de la mente y observar sin reaccionar hasta que desaparezcan. 

mind

Cuando estas reacciones mentales profundamente arraigadas salen a la superficie, suelen  ir acompañados de sensaciones burdas y desagradables. Si continuáis observando sin reaccionar, las sensaciones desaparecen y tambien las reacciones mentales. El proceso de purificación mental esta en marcha. El secreto de todo es llegar al punto en el que te das cuenta de  las sensaciones corporales, y NO HACES NADA, SIMPLEMENTE LO OBSERVAS, COMO SI LA SENSACIÓN NO FUERA TUYA, Y de esta manera esta energía negativa, desaparece. Pero este no hacer nada requiere un gran esfuerzo en meditación. Pero el que lo consigue sale de la desdicha.

Las sensaciones negativas te seguirán sucediendo, pero cómo has aprendido a observarlas sin reaccionar, no penetran y se multiplican, sino que las observas sin reaccionar y desaparecen.

Aunque la sensación sea desagradable, tranquilo no te matará, obsérvala y verás como se evapora solo, y no solo eso, como la mente se alimenta de esas sensaciones, sube otra nueva sensación desde las profundidades, a la que también dejas de reaccionar y también  desaparece. 

Así vas eliminando complejos profundamente arraigados, capa tras trapa, pedazo a pedazo. En esto consiste la técnica. Toda sensación, sea agradable o desagradable, placentera o dolorosa, burda o sutil, tiene la misma característica: la impermanencia, es pasajera. Si se observa sin reaccionar, desaparece. La sensación sutil surge y desaparece con gran rapidez, pero sigue teniendo la misma característica. Ninguna sensación es eterna, por tanto, no generéis rechazo o preferencia ante ninguna sensación corporal. Si surge una sensación burda, desagradable, observarla sin deprimiros, y si surge una sensación sutil, agradable, aceptadla, pero sin euforias, sin generar apego, sin querer mantenerla. Siempre comprendiendo la naturaleza impermanente de toda sensación, de este modo podréis sonreir cuando surjan y cuando desaparezcan.

neuronas

Para conseguir un verdadero cambio en vuestra vida, hayque practicar la ecuanimidad a nivel de sensaciones corporales. Las sensaciones surgen continuamente en nuestro cuerpo, y nuestra mente consciente no se percata de ellas, pero la mente inconsciente reacciona a ellas con DESEO y ODIO, a cada momento, día y noche. Si entrenáis vuestra mente a ser totalmente consciente de cuanto ocurre en la estructura física permaneciendo ecuánimes, la antigua costumbre mental de reaccionar a ciegas desaparecerá. Aprenderéis a manteneros ecuánimes en cualquier situación en la vida, y por tanto, a vivir una vida equilibrada y feliz.

No se puede experimentar el cuerpo sin ser conscientes de lo que surge en él, de las sensaciones. Del mismo modo, no se puede observar la mente separada de cuanto surge en ella., es decir, de los pensamientos. A medida que se profundiza, uno se da cuenta de que todo lo que surge en la mente fluye con una sensación en el cuerpo. La sensación es el punto fundamental para experimentar la realidad de ambos, cuerpo y mente, y el punto en donde la mente empieza a reaccionar. Para detener la creación de negatividades mentales, debemos de ser conscientes de las sensaciones y permanecer ecuanimes el mayor tiempo posible.  

Quien mantiene en mente la naturaleza impermanente de todas las sensaciones, y no reacciona a ellas, saldrá de la desdicha. Permaneciendo ecuánimes ante sensaciones desagradables, avanzaréis hacia la experiencia de sensaciones agradables. Toda la estructura física y mental esta surgiendo y desapareciendo a cada momento.  

De la misma forma que hay cinco enemigos, cinco obstáculos que bloquean el camino, también hay cinco amigos, cinco buenas facultades de la mente que os ayudarán y os apoyarán. Si conserváis estos amigos fuertes y puros, no habrá enemigo que os arrastre.

celulas

El primer amigo es la confianza, si no hay confianza, no se puede trabajar, estareís siempre con dudas. Sin embargo, la fe ciega, es un gran enemigo. Se convierte en fe ciega en el momento que perdemos la inteligencia racional.  Esta meditación da resultados beneficiosos aquí y ahora, y no promesas de beneficios que se disfrutarán en el futuro. Probarlo vosotros mismos, no lo aceptéis ciegamente. Y una vez que se han probado y experimentado sus beneficios, no se puede evitar animar a otros a ayudarles a que vengan y lo prueben.  Esta meditación es beneficiosa al comienzo, en el medio y en el final. Por último, cualquier persona con inteligencia normal, con cualquier creencia, puede practicarlo y experimentar sus beneficios. 

Otro amigo es el esfuerzo.  Pero tampoco debe ser ciego, si no se corre el riesgo de trabajar en una dirección equivocada y no obtener los resultados esperados. El esfuerzo debe ir acompañado de un entendimiento correcto de cómo trabajar, sólo entonces será provechoso.

Otro amigo es la consciencia (atención). La atención sólo puede ser a la realidad del momento presente. No se puede estar atento al pasado, el pasado solo se puede recordar. Ni se puede estar atento al futuro, sobre el futuro sólo podemos tener aspiraciones o miedos. Tenemos que desarrollar la capacidad de estar atentos a la realidad que se manifiesta en el momento presente en vuestro interior, sea cual sea, pero sin reaccionar.

El siguiente amigo es la concentración. Mantener la atención a la realidad presente, en todo momento, sin interrupciones. La atención debe estar libre de imaginación, deseo y aversión, sólo así la concentración es correcta.

Y el quinto amigo es la sabiduría. No la que adquirimos escuchando discursos, o leyendo libros, o realizando análisis intelectuales. Debéis de desarrollar vuestra propia sabiduría interna a través de vuestra propia experiencia, porque sólo mediante ella podréis liberaros de la desdicha. Además, para ser auténtica sabiduría, debe basarse en las sensaciones físicas, debéis permanecer ecuánimes frente a las sensaciones, comprendiendo su naturaleza impermanente. Esto es permanecer sin reaccionar a las sensaciones en los niveles profundos mentales, esto os permitirá manteneros equilibrados en los altibajos de la vida diaria.

meditacion_niños

Toda la práctica de vipassana tiene como propósito capacitaros para vivir de forma adecuada, cumpliendo con todas vuestras responsabilidades, pero manteniendo siempre una mente equilibrada, permaneciendo llenos de paz y felices, y haciendo que los demás se sientan igual.

01. Discurso del septimo día del Curso de Vipassana
Este es el discurso del septimo día de Goenka,en donde explica lo importante que es ser consciente de las sensaciones corporales y permanecer sin reaccionar a ellas para ir saliendo del sufrimiento, y nos habla de los 5 amigos de la mente, confianza,  esfuerzo,  atención,  concentración y sabiduria.